El puente de otoño

06/09/2014

     Esta novela de Takashi Matsuoka es la continuación de El honor del samurái. Se trata de la segunda y última obra del autor hasta la fecha. Se publicó en el año 2004 y Ediciones B fue la encargada de traerla a España en una edición con 543 páginas. Hoy por hoy es difícil de encontrar, ya que está descatalogada. 

¿De qué va?:

     Emily Gibson, residente en Japón desde su llegada en 1861, entabla amistad con el heredero del clan Okumichi, Genji, un joven interesado por el mundo occidental y sus costumbres. 
    Emily, intrigada por la historia de los ancestros de Genji, se vuelca en la interpretación de los manuscritos legados a éste a través de generaciones. A medida que se adentre en ellos, los textos cobrarán vida y una profecía oculta durante siglos comenzará a tomar forma.


¿Qué opino yo? (Con destripes de El honor del samurái):

     Ésta es una novela amena e interesante que me ha hecho pasar ratos muy buenos, pero los pequeños defectos que podían percibirse en la obra que la precede están ligeramente potenciados aquí. 

     Como ya sucedía antes, el estilo de Takashi Matsuoka hace que sea difícil aburrirse en ningún momento, ya que su narración es clara y concisa y va cambiando de protagonistas constantemente, pero en esta ocasión dedica excesiva atención a personajes que, para mí, no resultan tan atractivos como los que centraban el relato previamente. Me refiero, por ejemplo, a los dos aspirantes a la mano de Emily y a la abadesa Jintoku.

     Junto a ellos, el autor ha dado vida a otros cuya historia me ha mantenido en vilo, como la dama Shizuka, una enigmática mujer a la que muchos consideran una bruja. Con ella se explica el origen del extraño don del clan Okumichi y hacia dónde lleva dicho poder.


       Los nombres más importantes del clan pasan por las páginas de esta novela, protagonizándola, y se hace un recorrido por lo que supone para ellos su capacidad profética. Esto conlleva que no sólo se cambie de personaje protagonista con frecuencia, sino también que se salte de época en época. Lo que se cubre es un período de tiempo bastante amplio, desde el siglo XIII hasta el XX, por lo que hay que estar muy atento a lo que se lee para no perderse. 


«El coraje y la bondad son inseparables. Si uno aparenta existir sin la otra, cuidaos. Estáis en presencia de la cobardía o la crueldad disfrazadas».

 
Los ya conocidos, como Genji, Emily, Stark y Heiko, también hacen acto de presencia. Gracias a este libro podemos averiguar lo que la vida les tenía preparado y si las profecías de Genji se cumplen o no.

     En la obra anterior, los lectores tenemos la oportunidad de conocer cómo era la relación entre los samuráis y el pueblo con los daimyo en el siglo XIX, así como el comportamiento de los guerreros en la batalla. En esta ocasión hay menos momentos de acción, pero se profundiza más en las escenas domésticas. Se nos explica cómo se concertaban los matrimonios, cómo se vivía tras las puertas del dormitorio y cómo funcionaban la prostitución y el concubinato, además de algunas nociones sobre la concepción japonesa del amor. 


     No todo transcurre en tierras niponas, sino que, siguiendo los pasos de Stark, Heiko y los que viajaron con ellos, nos trasladamos en ocasiones a Norteamérica. Gracias a ello, las diferencias entre los dos modos de vida y pensamiento se hacen aún más flagrantes.

     Al mismo tiempo podemos ir comprobando la occidentalización de Japón y la resistencia que presentan algunos grupos contra la adopción de costumbres extranjeras. Es precisamente la defensa que hace Genji de la necesidad de adaptación lo que le pone en entredicho ante los defensores más férreos de la tradición japonesa, y ésta es la base de algunas circunstancias muy importantes.

  Los elementos sobrenaturales son más abundantes y marcados que en El honor del samurái. El autor no se limita ahora a narrar las visiones proféticas, sino que incluye también aspectos fantasmagóricos

    La conexión entre pasado, presente y futuro tiene mucho que ver con la magia. Quizás en este sentido la obra pierda verosimilitud con respecto a la primera parte, pero a pesar de eso, se crea una atmósfera intrigante que dan ganas de seguir leyendo.

     A todos estos elementos se suma la evolución de la historia de amor que ya empezó a fraguarse en el anterior libro, la de Emily y Genji.

     Los personajes siguen sin tener un trasfondo psicológico profundo, por lo que cabe decir que la novela engancha por la trama en sí misma, no por unos protagonistas redondos y complejos. Es más, el autor confiere los mismos rasgos a todas las mujeres japonesas: son sabias, decididas, hábiles en el arte del disimulo, con una gran fuerza de voluntad y firmeza ante las adversidades. 

      
     Emily, la única mujer occidental, es todo lo contrario a ellas. No se puede decir que sea débil, pues las duras pruebas que la vida le puso en el pasado no han podido hundirla, pero es indecisa, dada a los mareos y desmayos, fácilmente impresionable, incapaz de disimular sus sentimientos y muy sincera.

     Esta vez la editorial no ha incluido un glosario de personajes, por lo que, si no estamos familiarizados con los nombres japoneses, es recomendable ir haciéndolo nosotros mismos. 

     La conclusión es que aunque esta novela no está mal y sirve para distraerse y aprender algunas cositas más de Japón, no alcanza el nivel de El honor del samurái, de la que es a la vez secuela y precuela. Es necesaria para saber de dónde viene todo lo que se nos había contado previamente y cómo concluye la historia de Genji Okumichi.
  
Puntuación: 3 (sobre 5)

29 comentarios:

  1. Si es la continuación de "El honor del samurái", ésta se viene conmigo. jajaj. Ya sabes que todo lo que huela a Japón me interesa. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por ellos y a disfrutarlos cuando se pueda.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Yo las leí hace muchos años las dos, pero diría que me gustó más esta, es que me encantaron las partes fantásticas, y los personajes me parecieron más profundos aquí, mientras que en el otro había más acción… pero bueno, debería releerlos, que les tengo mucho cariño :)
    Bsote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? A mí me pareció más dinámico el otro. Las partes fantásticas también me gustan, pero prefiero la acción del anterior.
      Besotes.

      Eliminar
  3. A mí es que la temática "japo" no acaba de atraerme. Anime, manga y tal sí, pero este rollo de samuráis y tal no es lo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste trata muchos temas. No es sólo un típico libro sobre samuráis y sus batallas, pero si no te atrae, mejor dejarlo pasar.
      Besos.

      Eliminar
  4. ¿descatalogada? :(, me había llamado mucho la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo lo encontré hace unos meses en una librería de ocasión por 4 euros, así que seguramente todavía hay ejemplares rulando por ahí. También lo tienen en librerías de viejo y, probablemente, en más de una biblioteca, así que no es imposible de conseguir.

      Eliminar
  5. No he leído ninguno de los dos. Entiendo que en El honor del samurai se aleja más de la literatura japonesa, por ese dinamismo que tiene, mientras que este segundo sí tiene ese carácter más intimista y ritmo lento (o vamos a decir tranquilo) típico. Te he leído un poco en vertical por los spoiler, que como no he leído el primero...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humm, yo diría que los dos tienen un estilo muy occidental. Éste tampoco se acerca al ritmo pausado, reflexivo e intimista típico de la literatura japonesa, lo que pasa es que tiene menos acción, menos batallas.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Con tu permiso hoy me salto tu reseña y la pongo a buen recaudo para cuando lea El honor del samurai que lo apunté a mi lista de pendientes después de haberte leído y no quiero comerme ningún spoiler ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permiso concedido con mucho gusto, que no quiero estropearte las sorpresas que tiene el libro. Ya comentamos más delante.
      Besos.

      Eliminar
  7. Cuando he visto la portada me ha dado un vuelvo el corazón: yo he leído ese libro, seguro. Entonces, ¿por qué no consigo acordarme de él? Sigo dándole vueltas del cuándo y el dónde lo leí, o si lo hice. En fin, es evidente que no me dejó huella. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, no es una obra maestra de esas que se tengan que quedar grabada en la mente para toda la vida. Además, si no te acuerdas, siempre se puede redescubrir de nuevo.
      Besos.

      Eliminar
  8. No me leo la reseña porque he visto que lleva spoilers del primero, cuyo título ya me he apuntado.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien. Ya comentaremos mejor cuando los leas. Espero que los disfrutes.
      Besos.

      Eliminar
  9. Tengo una señora laguna en cine y literatura oriental. Me gusta cuando tengo la oportunidad de ver o leer algo pero luego no sé porqué no sigo con ello.

    Me parece muy interesante de este libro que hable sobre el mundo samurái porque me da mucha curiosidad, por eso lo que más me gusta de la historia que reseñas es que se centre más en el día a día de la gente. Eso seguro que me engancharía :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad el autor no es oriental. Aunque tiene ascendencia japonesa, nació en EE.UU., y en su obra se nota. Tiene un estilo muy occidental.
      Si te animas con estos libros, seguro que te enganchan.
      Besotes.

      Eliminar
  10. Todavía tengo pendiente El honor del samurái (sin perdón), pero por lo que veo merece mas la pena que esta segunda parte. Anotados todos tus comentaros. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el primero es más entretenido, pero éste tampoco está mal.
      Besos.

      Eliminar
  11. Holaaa^^
    Este no me llama mucho, así que creo que lo dejaré pasar.
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  12. No he leído y este tampoco me atrae. No son historias que despierten mi curiosidad, Seri. Y ya que mencionas lo de los descatalogados, te diré que es asombroso la gran cantidad de descatalogados que me he encontrado en Iberlibro.
    Besines y mucha gracias por pasarte por el blog, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son libros entretenidos, pero tampoco pasa nada si no se leen. No son lecturas trascendentales.
      En Iberlibro he visto yo también alguna que otra joyita, pero hay que tener suerte para que lo que compres esté en buen estado y no sea muy caro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Buf, ¡cuánto tiempo sin pasarme! Pero el verano es lo que tiene, no he estado para nadie...
    Se me hace raro ver este libro descatalogado, no solo porque ha pasado poco tiempo desde su publicación, sino porque tampoco tiene malas críticas. ¿Fallo de marketing, quizá? Yo voy a ver si encuentro este y el anterior por algún sitio, porque me llaman la atención.
    Por cierto, hace unos días vi en una librería el libro de Emily, la de Luna Nueva con tu nota. ¡Ya quisiéramos algunas! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, yo ahora también estoy un poco perdida del mundo bloguero.
      No sé por qué está descatalogado el libro, la verdad. A ver si se deciden a sacar otra tirada.
      Un besote.

      Eliminar
  14. Seri, tienes un "premio" en mi blog. Si te interesa, el enlace para ir directamente es
    http://koreanderenbibliopolis.blogspot.com.es/2014/09/liebster-award.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Violeta. En cuanto pueda, lo miro.

      Eliminar
  15. Acabo de leerme y reseñar "El honor del samurái" y me ha gustado tanto que (aparte de adelantar la entrada xDD) me han dado ganas locas de buscar reseñas sobre la continuación. La verdad, tengo muchas ganas de leer este libro, aunque en la mayoría de reseñas que vi no hablan demasiado bien de ella.

    Por cierto, he echado un ojo y me gusta mucho tu blog, sigue así. :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...