Siete días para una eternidad

16/07/2014

      Esta novela de Marc Levy se publicó en Francia por primera vez en 2003. Fue el año siguiente cuando Ediciones B la editó en España. Sin embargo, hoy por hoy está descatalogada y sólo puede conseguirse en bibliotecas y librerías de viejo.

¿De qué va?:

     Dios y Satán llevan siglos enfrentados por el control de la humanidad. Ambos son conscientes de que su eterna rivalidad impide que la raza humana avance en la dirección que realmente le corresponde, la de su auténtica naturaleza. Sobre ésta tampoco se ponen de acuerdo, por lo que deciden que cada uno envíe a su mejor agente durante siete días. Tras la finalización del plazo, el que haya conseguido arrastrar a la humanidad a su bando consigue la victoria. El tablero de juego es la ciudad de San Francisco. Allí, Dios envía a Zofia, y Satán, a Lucas, pero ninguno de ellos podía prever lo que va a ocurrir...


¿Qué opino yo? (Sin destripes):

     No acabo de conectar con este escritor. Sólo he leído un libro suyo que me haya gustado, La próxima vez, pero otros, como Las cosas que no nos dijimos, me parecieron absurdos, y Siete días para una eternidad se me ha hecho muy cuesta arriba.

    Ya lo había leído hacía tiempo sin quedar muy satisfecha, pero pasados algunos años he querido darle otra oportunidad por si aquel momento no fue el más adecuado para disfrutarlo. Lo cierto es que en esta relectura me ha gustado todavía menos.

     La primera mitad de la novela es pasable. En ella se nos cuenta cómo trabajan los enviados del Bien y del Mal en la Tierra y vamos conociendo sus personalidades, sin mucho misterio, la verdad, porque tanto Lucas como Zofia son muy planos.
     

     También es aquí cuando se nos da un esbozo de la forma de ser de Dios. Marc Levy ha buscado cierta singularidad (de forma fallida) dándonos un Dios muy humanizado que hace apuestas y que es amante de los fuegos artificiales.

     Quizás Levy ha intentado mostrar una divinidad más cercana a los seres humanos otorgándole algunos de sus rasgos para causar simpatía en el lector y que de este modo sintamos al personaje más cercano. No funciona.

     Satán tampoco da mucho de sí, así que no merece la pena que trate de adentrarme en su descripción.

     La segunda mitad de la obra es una inyección de puro azúcar. Siempre he dicho que adoro las historias de amor, pero las que están bien forjadas y no necesitan caer en el pasteleo más extremo. La relación amorosa que se desarrolla no me ha resultado nada creíble, aunque sí extraigo una idea interesante: el bien y el mal pueden ser complementarios. En una persona buena puede haber algo malo y viceversa. No necesariamente son aspectos opuestos por completo ni excluyentes el uno del otro. 



«Hermosa idea la de que quien encuentra a su otra mitad llega a ser más completo que la humanidad entera, ¿verdad? El hombre en sí no es único... Si hubiera querido que fuera así, sólo habría creado uno. Cuando empieza a amar, es cuando consigue serlo. Quizá la creación humana sea imperfecta, pero no hay nada más perfecto en el universo que dos seres que se aman».

     
     Zofia, la representante del Bien, se pasa los días cuidando y ayudando a los demás. Es comprensiva, tenaz y poco más se puede decir de ella. Como rasgo de modernidad, para que entendamos que ser bueno no es equivalente a ser mojigato, Levy ha querido que lleve unas alas tatuadas en el hombro y que incluso la veamos pegar chicles bajo una mesa.

     Lucas, como buen enviado de Satán, va por el mundo provocando accidentes, robando coches y haciendo que caigan al fondo del mar. Como no podía ser de otra manera, es guapo, osado, dado a los placeres carnales y a la gula. Ya veis, el culmen de la originalidad.

     El planteamiento del libro es muy sencillo, simple incluso, y completamente previsible. El final esconde pocas sorpresas, por no decir ninguna, aunque no hay nada realmente sorprendente en ninguna parte.


     Los secundarios son tan planos como los protagonistas, y su función es la de ser meramente un satélite en torno a ellos, sin nada interesante que aportar. Todo gira en torno a Lucas y Zofia.

     El estilo narrativo de Levy en esta novela también roza la simpleza. La riqueza léxica brilla por su ausencia y las descripciones son prácticamente inexistentes. Me consta que es un autor que puede hacerlo mejor, aunque aquí no ha estado muy afortunado.

     Sólo lo recomiendo a los fans acérrimos de Levy y a aquellos que disfruten de los romances almibarados hasta el límite. Por mi parte, no me rindo con este escritor y seguiré buscando obras suyas que me gusten tanto como La próxima vez.
 

 
Puntuación: 1'5 (sobre 5)

32 comentarios:

  1. Ufff... al leer la sinopsis no me ha llamado mucho la atención y ya con tu opinión creo que lo voy a dejar pasar... A mí también me gustan las historias de amor cuando están bien forjadas pero estas ya de me enamoro porque sí y soy super empalagoso me cansan a más no poder... ejejje

    Un besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, yo tenía ganas de algo ligerito y me acordé de este libro, pero tenía que haber elegido otra cosa.
      Besos.

      Eliminar
  2. Siempre me han llamado mucho la atención las novelas de Marc Levy, pero por ahora no me he decidido por ninguna. El argumento de la que comentas parecía interesante, pero después de leer tu opinión, creo que por ahora seguiré dejando que Marc Levy sea ese gran desconocido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las que he leído, yo recomendaría La próxima vez, aunque la más conocida es Ojalá fuera cierto, pero hay mucho donde elegir, y si ahora tienes algo mejor entre manos, Marc puede esperar.
      Besos.

      Eliminar
  3. Levy no es santo de mi devoción y los romances almibarados no me van nada de nada así que ya ni me planteo acercarme a este libro. Aunque hay que reconocer que el planteamiento pintaba bien.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la idea inicial daba para mucho más. Es una pena que se le haya torcido al autor así.
      Besos.

      Eliminar
  4. Cuando me crucé con ella, el argumento no me llamó mucho la atención, y ahora me alegro de no haberle "puesto ojitos" porque, después de leerte, hubiera perdido el tiempo. Muy buenos tu análisis, muy razonado. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marisa. Me temo que yo caí en al trampa la primera vez porque el planteamiento me llamó la atención, pero no tengo perdón por haber caído una segunda.
      Besos.

      Eliminar
  5. Sólo he leído un libro del autor y se me hizo pesadísimo, así que tenía descartado volverlo a leer en breve... Con tu reseña de hoy, me mantengo firme en mi postura. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con la curiosidad de saber cuál era, más que nada para ir descartándolo también.
      Besos.

      Eliminar
  6. No he leído nada de él aunque tengo un par de novelas en la estantería, esta en concreto no la conocía pero de momento la dejaré pasar viendo tu opinión y mejor me pondré con lo que ya tengo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas mejor suerte que yo escogiendo y que las dos novelas que tienes de él merezcan más la pena que ésta. Ya nos irás contando.
      Besos.

      Eliminar
  7. Pues creo que no me la voy a llevar. Voy a hacer selección porque si no, no paro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, que con todo lo que hay por leer y el poco tiempo que tenemos, mejor atinar con la selección.
      Un besote.

      Eliminar
  8. De Marc Levy he leído solo un libro, aunque no me acuerdo del nombre (el de la chica que está en coma en un hospital) y la verdad es que me gustó lo suficiente como para animarme con otro, así que me apunto este ;)
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te refieres a Ojalá fuera cierto. Es el más famoso que tiene, y también hay una segunda parte. No descarto leerlos en el futuro, a ver si me quito el mal sabor de boca de éste.
      Besos.

      Eliminar
  9. Seri yo solo he leído un libro de Marc Levy, "Les enfants de la liberté" y aunque la trama parecía interesante (la Resistencia francesa durante la Ocupación alemana) el libro me dijo muy poquita cosa. No se si será pecar de prejuiciosa, pero con mi experiencia y tu reseña sobre otra de sus novelas...Ya he tenido suficiente Marc Levy :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues otro que descarto del autor. La trama también me parecía interesante, pero si es tan flojito como dices, mejor lo dejo. Y de prejuiciosa nada, que al menos le has dado la oportunidad, y si no te convence, hay muuucho por leer como para perder el tiempo.
      Un besote.

      Eliminar
  10. ¡Hola! Nunca había oído hablar de este libro de Levy, pero cuando yo leí El primer día acabé enamoradísima de este autor. Seguí con La primera noche (la continuación de El primer día) y me encantó también. Como había salido muy contenta de la lectura de esas novelas, me embarqué con Las cosas que no nos dijimos, y también me gustó mucho. Y por fin llegué a La química secreta de los encuentros, que también adoré. Así que ya ves, yo soy firme defensora de este autor xD y si puedes y te apetece alguna de sus otras novelas dale una oportunidad, quizá te sorprenda gratamente :D ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No descarto leer algún otro libro suyo, porque ya te digo que La próxima vez me gustó mucho. Probaré con uno o dos más, y si me decepcionan, entonces ya sí que me olvidaré del autor.
      Besotes.

      Eliminar
  11. Marc Levy no es santo de mi devoción y visto lo visto creo que pasaré de este libro.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, a por otro y a disfrutar.
      Besos.

      Eliminar
  12. Leí Ojalá fuera cierto hace tiempo, pero no guardo muy buen recuerdo de él. Se me hizo pesado y la historia de amor no me dijo gran cosa. No lo he vuelto a intentar con Levy, pero es que creo que es un autor que no es para mí.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ése es precisamente el próximo suyo que estaba pensando leer :-(. En fin, ya veré que hago, pero con estas expectativas, quizás lo deje pasar.
      Besos.

      Eliminar
  13. Tengo sentimientos encontrados con este autor, me leí tanto este libro como 'La próxima vez' y me gustaron pero al mismo tiempo hay algo en el tono de sus historias que me chirría y no me acaba de convencer.

    En este me hacía gracia el personaje de Lucas y el de la amiga de Zofia aunque saliese muy poco tenía un punto simpático. Aunque toda la búsqueda final del Monte Sinaí pudo conmigo, seguro que me comprendes!!!

    Así que estoy en ese punto intermedio que no sé si es bueno o malo, en plan si no leo nada más no le echaré de menos pero si cae algo le doy una oportunidad. Indecisa me hallo jajajajaja

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, te entiendo perfectamente. Estamos más o menos igual con este escritor. Yo le daré otra oportunidad, a ver para qué lado se termina decantando la balanza, pero muy convencida no voy.
      Besotes.

      Eliminar
  14. Reconozco mis prejuicios con este autor, que voy dejando pasar y pasar y pasar... y después de tu reseña no voy a cambiar, temo ;)
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca está de más probar, pero desde luego no te recomiendo hacerlo con este libro.
      Besos.

      Eliminar
  15. Hola^^
    Pues este me llamaba, pero tras leerte se me han quitado las ganas:/
    Un beso^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres uno de Marc Levy, te recomiendo La próxima vez. Es mucho más bonito.
      Besos.

      Eliminar
  16. Solo he leído una movela de este autor (no recuerdo el título), y no me gustó nada, así que tardaré bastante en animarme con otro libro suyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que no hay término medio con Levy, o gusta mucho o no gusta nada. Yo me estoy viendo cerca de la segunda opción, pero como un libro suyo sí lo disfruté, quiero darle alguna oportunidad más.
      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...