Mr. Selfridge (temporada 2)

26/07/2014


                    Estreno: 2014                                                   Género: Drama de época
                    Cadena: ITV                                                     Episodios: 10
                                           Duración por episodio: 45' aprox.



¿De qué va?:

     Han pasado cinco años desde que Harry Gordon Selfridge abrió sus almacenes londinenses. Las noticias del éxito comercial cosechado llegan a todas partes, pero la vida de los conocidos de Selfridge y la suya propia dan un vuelco cuando estalla la Primera Guerra Mundial. 


¿Qué opino yo? (Sin destripes):

     Se suele decir popularmente que “segundas partes nunca fueron buenas”, y de ello hay muestras en cine, televisión y literatura. Sin ir más lejos, un ejemplo excelente es la segunda temporada de The Paradise, una de las decepciones televisivas más grandes que me he llevado en los últimos años. Hago referencia a esta serie porque con tal precedente tenía miedo de vivir un desengaño similar con Mr. Selfridge. Por suerte, hay excepciones que demuestran que ese dicho no es del todo cierto, y eso es lo que ocurre con esta producción de la ITV. 
     
    La segunda temporada de Mr. Selfridge no sólo no pierde calidad con respecto a la primera, sino que incluso llega a ser ligeramente superior.

     La elegancia y el buen gusto definen todos los episodios: como ya vimos en capítulos anteriores, el diseño de vestuario y la caracterización de cada intérprete son impecables. Nuevamente los actores se olvidan de sí mismos para dar vida a sus respectivos roles y parecen sentir las ropas que portan como una segunda piel.

     Es especialmente agradable para un espectador percibir que no está viendo a un actor disfrazado que recita frases como si estuviera leyendo el teleprompter. La sensación de autenticidad que logra prácticamente todo el reparto de Mr. Selfridge es verdaderamente loable. Ahora incluso puedo decir que me gusta Jeremy Piven como Selfridge y que su sonrisa ha dejado de parecerme exagerada y molesta. Después de esta temporada, difícilmente puedo imaginarme a otro en su papel.


     Aunque este actor ya lo hizo muy bien en los episodios anteriores, es ahora cuando los conflictos internos (y externos) de Selfridge se tornan más complejos, y Piven ha de poner toda la carne en el asador, logrando con creces una actuación intachable.

     No es el único que debe hacer frente a situaciones difíciles, ya que si bien el nivel técnico y estético de la serie se mantiene, las tramas se vuelven más complicadas, especialmente por el estallido en 1914 de la Primera Guerra Mundial, que de un modo u otro va a afectar a todos los personajes.


     No vamos a tener escenas de trincheras o en el campo de batalla, como sucedía en Downton Abbey, ya que toda la acción continúa transcurriendo en Londres, pero la evolución de la guerra, lo que supone la lucha para el país, lo vamos a ir observando en pequeños pero efectistas detalles, como cuando por primera vez la tienda debe apagar las luces de sus escaparates, dejando totalmente a oscuras lo que antes fue un auténtico deleite para los ojos de cualquiera, o como cuando se hacen referencias explícitas a la manipulación de la prensa.

     Este contexto histórico nos permite ver escenas muy interesantes aplicadas a la vida comercial. Así, por ejemplo, la marcha de buena parte de la plantilla masculina a la contienda bélica obliga a la incorporación de mujeres para ocupar sus puestos de trabajo, lo que provoca algún que otro conflicto.

     Si nos centramos en un nivel individual, quedan patentes la evolución y el crecimiento personal de todos los personajes (de unos más que de otros). No en vano han pasado cinco años desde que los grandes almacenes abrieron sus puertas. 


     El propio Selfridge ya no resulta tan detestable como antes y por fin se muestra como una persona más sincera y preocupada por su familia. Su esposa, Rose, ha dejado de ser la mujer que lo seguía a ciegas. Las dificultades por las que pasa el matrimonio, con un Selfridge más cercano y una Rose dolida y más independiente, son uno de los muchos hilos de la trama.

     Algunas sorpresas vienen de la mano de Lady Mae, a quien habíamos conocido como una mujer fuerte, feminista y que manipulaba a los hombres a su antojo. La entrada en escena de Lord Loxley, su marido, supone un cambio radical que la obliga a tener una doble cara.

     Otros de la misma importancia, como Agnes, Leclair, Victor, Mr. Grove, Miss Mardle, Mr. Crabb, Kitty, etcétera, continúan estando presentes. Ésta sigue siendo una serie coral donde todos se reparten el protagonismo, con más acierto si cabe que antes, pues a algunos de ellos los conoceremos con más profundidad.

     Algunas caras conocidas se marchan y otras nuevas se incorporan para seguir haciendo el argumento aún más elaborado, atractivo e irresistible.


    En esta temporada sí se desarrolla una historia de amor de las que me encantan: romántica pero nada empalagosa, difícil, por la que hay que esforzarse y que deja al espectador expectante por si los protagonistas podrán seguir o no adelante juntos. La vive alguien de quien no lo esperaba y que se ha convertido en uno de mis personajes favoritos.

     Como veis, si ya os recomendaba encantada la primera temporada, aún más lo hago con la segunda.


Puntuación: 4'5 (sobre 5)

23 comentarios:

  1. Ésta es una de las series que tengo pendientes en mi lista. Un día de éstos tengo que animarme y echarle un vistazo porque tiene buena pinta y este tipo de historias me suelen gustar. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece mucho la pena, no te vas a arrepentir. Es una pena que en España haya pasado tan desapercibida.
      Besos.

      Eliminar
  2. La he visto anunciada y no tiene mala pinta. A ver cuándo le puedo hacer hueco. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, Lady. Es una serie muy buena. Si tienes un hueco, no lo dudes.
      Besos.

      Eliminar
  3. Anda que, ya me vale: hasta hace poco no conocía la serie y ahora me entero que va por su segunda temporada! Pues nada, ya tengo tarea veraniega para hacer. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son muchos capítulos, y si te pasa lo mismo que a mí, una vez que empieces no podrás parar. Se pasa en un suspiro.
      Besos.

      Eliminar
  4. Con lo que me gusta el actor principal no sé como todavía no le di una oportunidad. Ahora que tengo unos días de vacaciones puede que me ponga por fin con ella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero al que hace de Henri Leclair, pero en esta temporada Piven ha mejorado mucho. Ninguno de los dos es mal acompañante para esas vacaciones ;-).
      Besos.

      Eliminar
  5. Ay me muero de ganas por verla!!! Ahora mismo tengo al ordenata trabajando para pronto ponerme con ella porque la primera temporada me encantó y ya leyendo tu reseña...aún tengo más ganas!!!

    Y esa historia de amor de las que hablas son también de las que me gustan a mí así que voy a estar encantada :D!!

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy deseando que empiece la tercera temporada. No creí que me fuera a enganchar tanto a esta serie, y ha sido una sorpresa buenísima.

      Ya verás la historia de amor... Ay, es que son tan encantadores los dos.

      Un besote.

      Eliminar
  6. No he conseguido pillarle el punto y te prometo que he hecho todo lo posible, especialmente después de leer tu entrada. Aún así, no tiro la toalla. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no pasa nada, Marisa, a todo el mundo no le va a gustar lo mismo. Yo tardé tres capítulos en engancharme, y ahora me encanta, pero no a todos nos tiene por qué pasar lo mismo.
      Un besote.

      Eliminar
  7. Hola^^
    Uff lo intenté con el primer capítulo pero es que me aburría soberanamente:/
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el primero tampoco me dijo nada. No me enganché hasta el tercero o el cuarto.
      Besos.

      Eliminar
  8. No conocía la serie, pero la tendré en cuenta ^^

    Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La han estado emitiendo en TVE hace poquito.
      Besos.

      Eliminar
  9. Vaya, ni me sonaba. La verdad que estoy descolgadísima de la televisión y este tipo de post me vienen al pelo.
    Me apunto el título y busco la serie
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy bastante despegada de la televisión. Esta serie la vi antes de que la emitieran en España, pero es de lo mejorcito que han puesto en este país en mucho tiempo.
      Besos.

      Eliminar
  10. He leído que a tí también te gustó "el mapa del tiempo" (yo estoy deseando que llegue el mapa del Kaos)... pues nada me quedo por aquí para que cuando llegue y lo leamos podamos compartirlo (te apetece? pásate por mi blog) Veré la serie que aún estoy con Teen wolf y Arrow liado¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cuándo podré tener la oportunidad de leer El mapa del caos, pero en cuanto pueda, no me lo pensaré dos veces.
      Arrow la abandoné hace mil años, pero me han comentado que ha mejorado mucho.
      Saludos.

      Eliminar
  11. No sé aún por qué, pero no me enganchó. En el verano me cuesta estar atenta a la tv.
    Pero, tal vez le tendría que haber dado una oportunidad...quizá la leeré o la veré con más ganas en el futuro.
    Preciosa entrada, llena de elementos curiosos, como las imágenes que aparecen moviéndose. También tus palabras...muy acertadas, y me hago una idea de qué va la serie.
    Muchas gracias.
    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué, pero para mí este tipo de series son más de otoño, o incluso de invierno, de las que me apetece ver con una mantita y un chocolate caliente.
      La verdad es que tarda un poquito en arrancar. Los dos primeros capítulos no me engancharon, y hasta el tercero no lo empecé a coger el gustillo.
      Besotes.

      Eliminar
  12. Una magnifica historia, excelentemente planteada, dirigida y interpretrada, vamos que un 10

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...