Los tres mosqueteros

05/06/2014

     Esta novela de Alexandre Dumas se publicó inicialmente en forma de folletín entre marzo y julio de 1844. Ese mismo año fue recopilada en un único volumen por la editorial Baudry. Tiene dos continuaciones, Veinte años después y El vizconde de Bragelonne.   
     Hoy en día, en España existen muchas ediciones a distintos precios. En 2013, Debolsillo publicó una con 776 páginas por 8'95 euros. También en 2013 Alianza lanzó la suya, con 880 páginas, por 13'50 euros. Otras ediciones son las de Cátedra, que contiene los dos primeros títulos por 30'60 euros, y la de Edhasa, que también incluye esos dos títulos y cuesta 14 euros.

     Se han hecho muchas adaptaciones cinematográficas y televisivas, pero ninguna puede compararse con el original de Dumas.

¿De qué va?:

     Durante el reinado de Luis XIII, D'Artagnan, un gascón valiente y astuto, se dirige hacia París. En su camino se topa con tres mosqueteros del Rey: Athos, Porthos y Aramis. Aunque su primer encuentro no comienza con buen pie, pronto se ve luchando a su lado contra los soldados de Richelieu y poniéndose al servicio de la reina Ana de Austria, víctima de una conspiración.


¿Qué opino yo? (Sin destripes):
 
    Ésta no es una lectura reciente, hace ya varios años que disfruté de ella, pero me gustaría leer pronto la continuación, Veinte años después, y he creído adecuado compartir con vosotros lo que me pareció este primer libro antes de leer y reseñar el otro.

   Siempre he sido una fan declarada de los mosqueteros, incluso antes de leer la novela. Por supuesto, después de hacerlo lo soy mucho más, aunque no tanto de Dumas,
y es que me marcó enterarme de que había llegado a tener un taller entero de negros, gracias a lo cual pudo llegar a publicar varios libros al año y ganar anualmente unos doscientos mil francos. Tampoco quiero ser injusta, sus “colaboradores” (hasta setenta y tres) hacían lo que puede considerarse el esqueleto de la obra y Dumas lo revestía dándole su toque personal gracias a su talento. Si alguien se da una vuelta por París y siente curiosidad, el centro de trabajo de Dumas y sus ayudantes se encontraba en la Rue de Richelieu. 


     La fama de esta novela está bien ganada, porque todo en ella funciona a la perfección. El argumento ya de por sí es bastante bueno, como el contexto en que se desarrolla, pero lo que más destacaría yo es el carisma de los personajes. Tanto es así que todo el mundo, incluso quien no ha leído el libro, conoce a los mosqueteros. Todos hemos visto u oído algo de ellos que trasciende el escrito de Dumas (y de Auguste Maquet, principal colaborador). 


    No sé si a otros lectores les pasa como a mí, que soy incapaz de elegir un favorito entre D’Artagnan, Athos, Aramis y Porthos. Para mí, funcionan como un todo, como un conjunto unitario, y si faltara alguno de ellos, la historia cojearía. Con todo, cada uno tiene una personalidad propia y bien diferenciada, además de algo que aportar a la narración.

   Juntos protagonizan algunos momentos muy divertidos, incluso cargados de humor, y otros con gran intriga. Pendencieros, bravucones, algo pícaros y, sobre todo, con un gran sentido de la lealtad, es inevitable encariñarse con ellos. Con el que más me disgusté fue con D’Artagnan por cierto asuntillo de faldas, pero dejémoslo ahí. 



«¿Dónde encontráis un amor semejante al mío, un amor que ni el tiempo, ni la ausencia, ni la desesperación pueden apagar, un amor que se contenta con una cinta extraviada, con una mirada perdida, con una palabra escapada?».


       Los antagonistas están a la altura de los cuatro compañeros, y éste es uno de esos libros
 en los que son tan principales como ellos. Milady de Winter es, con toda seguridad, una de las villanas más conocidas de la literatura. Es el prototipo por excelencia de femme fatale: inteligente, atractiva, misteriosa y, por supuesto, malvada, una trampa irresistible para muchos hombres, como podemos comprobar en la novela. Recuerdo que incluso un profesor de mi Facultad reconoció ante toda la clase que se había pasado años enamorado de ella.

   Tan famoso como ella, o casi, es el cardenal Richelieu, ambicioso y conspirador, y que, además, fue una figura histórica real. 

    La primera mitad, con el viaje de D’Artagnan a París, su encuentro con los mosqueteros, las escaramuzas iniciales y la aventura que deben emprender por la reina, es en mi opinión la parte más amena.

     La segunda mitad pierde un poco de ritmo, pero sigue cumpliendo su función como excelente historia de aventuras. Dumas sabía bien cómo tenía que enfocar sus escritos para captar el interés de los lectores. En este caso, el autor nos ofrece buena dosis de acción, venganzas personales, odios, traiciones, lances amorosos, amistades sólidas…

     Los tres mosqueteros es puro folletín: con un estilo fluido y sencillo, no tiene otra pretensión que divertir al que lo lea, y lo consigue con creces. Logra que nos evadamos de la realidad que nos rodea para meternos de lleno en una historia muy dinámica en la que los duelos y peligros están a la orden del día

     Con los protagonistas vamos conociendo el París del siglo XVII, muy diferente del actual, no sólo en organización social y política, sino también desde el punto de vista arquitectónico, aunque aún hoy algunos rincones pueden conocerse. Por ejemplo, en la obra D’Artagnan vivía en la Rue des Fossoyeurs, actual Rue Servandoni; Athos, en la Rue Férou; Aramis, en la Rue de Vaugirard; Porthos, en la Rue du Vieux Colombier (hoy, Rue Saint-Sulpice); y el capitán Treville, en la Rue Tournon.

     No es mi libro preferido de Dumas (ese lugar lo ocupa El conde de Montecristo), pero me encanta, y creo que es un título que todo el mundo debería leer al menos una vez en la vida.

Puntuación: 4'5 (sobre 5)

45 comentarios:

  1. Me gusta mucho Alexandre Dumas ( y sus negros como dices, jajajaja) ya había oído decir que fue el primer escritor en utilizarlos.
    Esta no la he leído, pero El conde de Montecristo, es una de las mejores novelas que he leído.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que había sido el primero en utilizarlos, pero vamos, parece que lo hizo por todo lo alto, jajaja. ¿Para qué tener uno o dos si se pueden tener 73?
      Coincido con lo de El conde de Montecristo. Qué maravilla de libro.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Hola. Este es un libro que todo el mundo al menos ha oído mencionar. Es muy popular, diría yo un clásico. Lo quiero leer, ya que estoy buscando libros de este tipo.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy ameno, ya verás como no te arrepientes si lo lees. Yo creo que tiene que estar en cualquier currículum lector que se precie.
      Besos.

      Eliminar
  3. No he leído la novela, aunque sí visto varias de las películas.
    No sabía lo del taller de negros, 73!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, 73 nada menos. Este hombre sí que sabía bien conjugar negocios y tiempo libre, jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  4. Es un libro que me gusta mucho y recuerdo con cariño, aunque mi favorito de Dumas & Cía. también es El conde de Montecristo. Yo tampoco podría elegir a un sólo personaje, todos son geniales! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el conde es mucho conde, y si le ponemos la cara de Jim Caviezel, más todavía. La peli era mala con ganas, pero él es clavado a como me imaginaba yo a Edmond Dantès. Creo que no lo tendría tan claro con D'Artagnan y los demás.
      Besotes.

      Eliminar
  5. Lo de los negros también me mató, pero como soy soñadora, quiero pensar que es exagerado, y que siga en el pedestal :-P A mi también me gustan los mosqueteros desde que era peque. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy tan generosa y lo bajé del pedestal, aunque no le quito su mérito. Sin él, el resultado final de los libros seguramente no hubiera sido ni la mitad de bueno.
      Besotes.

      Eliminar
  6. Creo que sé a qué lío de faldas te refieres, y a mí también me decepcionó bastante. Aun así, la novela me encanta. Igualmente me parece en un segundo dumas-lugar por mor del conde de Montecristo.
    Como apunte curioso, cuando de pequeña veía la serie de D'artacán, ya era súperfan de Milady. De los mosqueperros y el cardenal también, pero Milady era mucha Milady.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no, yo Milady no, que era más mala que un dolor. A mí me gustaba Julieta, aunque hoy por hoy me parece muchísimo más interesante Milady que Constance.
      Veo que todos coincidimos con El conde de Montecristo.
      Besos.

      Eliminar
  7. Ah, estupendo clásico de aventuras. Yo me inicié en esta historia, como muchos, supongo, con la versión canina ;-), jeje, que me encantaba de pequeña.

    No conocía esa faceta de Dumas de usar negros literarios, vaya, vaya... ¡Alexandre, eso no se hace! >:-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenísimos recuerdos tengo yo de D'Artacán y los mosqueperros. Ya no se hacen dibujos como los de antes. Donde se ponga un mosqueperro que se quiten Dora y compañía.
      Desde luego, Dumas sabía cómo montarse los negocios. Lástima que el dinero no lo administrara tan bien.
      Un besote.

      Eliminar
  8. Qué buenos recuerdos me trae este libro. Es el primero que leí de Dumas, fui con cierto recelo, pero lo amé de principio a fin, es muy entretenido. Comparto, eso sí, tu predilección por El conde de Montecristo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que El conde de Montecristo arrasa entre los lectores. Yo leí ése antes que el de los mosqueteros, pero considero los dos imprescindibles.
      Besos.

      Eliminar
  9. Ohhh, Seri, titulazo. Me encanta este libro, lo he leído varias veces y estoy segura de que volveré a él
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo espero poder leer las continuaciones pronto, que me muero de ganas por saber cómo les fue a los protagonistas.
      Besos.

      Eliminar
  10. Tengo muchas ganas de leer esta novela desde que leí El club Dumas. Antes no me atraía tanto, pero ahora me apetece mucho.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tengo muchas ganas de leer El club Dumas. Primero quiero terminar con la saga de los mosqueteros y luego cogeré el de Pérez-Reverte.
      Besos.

      Eliminar
  11. Aunque he visto un montón de adaptaciones de ellas, tanto El conde de Montecristo como Los tres mosqueteros son lecturas pendientes en mi estantería. No sé si el padre escribirá mejor que el hijo, pero a mi me encantó La dama de las camelias de Alejandro Dumas hijo. Tendré que ponerme algún día con las obras del padre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí La dama de las camelias me dejó muy mal cuerpo. No tengo buenos recuerdos de ese libro. Prefiero al padre sin dudarlo.

      Eliminar
  12. Hola Seri :) He visto alguna que otra adaptación de esta historia, como supongo lo ha hecho mucha gente. Pero nunca se me había ocurrido leer el libro, parece muy entretenido y versátil. No es el tipo de libro que suelo frecuentar, pero algo de aventura entre tanta lectura ''pesada'' quizás me haría bien..
    Saludos :D
    Chloe♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguna adaptación que se ha hecho ha captado bien el alma del libro. La que más me gusta es la de 1948, pero tampoco se puede comparar con la novela. Anímate a darle una oportunidad, ya verás como no te arrepientes.
      Besos.

      Eliminar
  13. Hola^^
    Asih me encanta la obra*-*
    Un beso^^

    ResponderEliminar
  14. Creo que es de los libros de aventuras (se puede decir así ¿no?) que más marcó mi infancia, porque he jugado tantas veces a ser una de los mosqueteros. Y tienes razón, era difícil elegir uno, no había problema con qué mosquetero te tocara ser: cualquiera me parecía bien :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo leí ya de adulta, pero lo disfruté muchísimo. En la infancia era más de los mosqueperros.
      Besos.

      Eliminar
  15. ¡Hola!
    La verdad es que no me he leído este libro, pero por tu reseña me ha llamado la atención. Me lo apunto. P.D: Me quedo por aquí :) ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que te encantará. Es un clasicazo inolvidable.

      Eliminar
  16. Mátame. Todavía no he leído nada de Dumas. Ya va siendo hora de que me ponga con él.
    De Los mosqueteros he visto varias adaptaciones. Y de niña me encantaban los dibujos animados. Todavía hoy me acuerdo de la cancioncita, qué pegadiza era!

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre estás a tiempo ;-).
      Jejeje, la cancioncita la tengo guardada y hay veces que hasta me apetece escucharla. Qué buenos recuerdos me trae.
      Besos.

      Eliminar
  17. Desde luego, es muy amena y uno de los buenos recuerdos de mis lecturas juveniles. Ay, qué tiempos...
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es que es una lectura a la que siempre se puede volver y sentirnos igual de jóvenes.
      Un besote.

      Eliminar
  18. jejeje, si te leyera mi madre, diría... ¿Lo ves? ¡Si ya te lo decía yo! Tienes que leer "Los tres mosqueteros"... Estaría encantada con tu reseña, seguro. Es posible que le de una alegría y siga vuestro consejo, ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, a las madres no hay que disgustarlas, así que a darle una alegría y a disfrutar de los mosqueteros ;-)
      Besotes.

      Eliminar
  19. Hola Seri!
    Hace mucho tiempo leí los 3 mosqueteros, y me encantó. No sé porque Tenía el presentimiento de que me iba a aburrir, pero la verdad es que estuve pendiente en toda la historia.
    Es la única novela que he leído de él. Espero pronto hacerlo leer El conde de montecristo.
    No sabía que tenía un ejército de negros :O
    Un abrazo!
    PD.- Por cierto, ya escogí la novela del reto finales felices, la de Stella Gibbons. Recién la he conseguido. Lo comentaré en mi blog. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, ya verás como también te enamoras de la historia del conde cuando la leas. Es un novelón impresionante.

      Stella Gibbons triunfa en los blogs. Ya nos contarás.
      Besos.

      Eliminar
  20. Que bien me lo pasé cuando leí Los tres mosqueteros! Me pareció una novela entretenidísima y, como dices, muy fluida a pesar de su longitud. Cuando era pequeña también era superfan de la película protagonizada por Chris O'Donnell.
    De Dumas tengo pendiente El conde de Montecristo, pero eso ya son palabras mayores con el tochaco que es jajaja

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa película también me gustó mucho cuando la vi, aunque no tenía demasiado que ver con el libro.

      Nada, ahí estará el conde esperándote para cuando puedas hacerle un huequecito.
      Besos.

      Eliminar
  21. Tengo en mente leer esta novela desde hace siglos, aunque quiero terminar los Miserables antes de meterme con más literatura francesa. Lo malo es que lo tengo en versión original y con mi nivel de francés que no es precisamente óptimo es todo un reto. Pero me has dejado helada con lo del taller de negros. No tenía ni idea.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aún tengo que leer Los Miserables, pero esa novela es mucho más densa que la de los mosqueteros.

      Ánimo si al final decides leerla en francés.
      Besotes.

      Eliminar
  22. Seri,...¿puede ser que hace tiempo escribieras también son los tres mosqueteros, o incluso sobre padre e hijo? Recuerdo haberte leído hace un tiempo...y me gustó mucho.
    Soy fan de los Tres mosqueteros, desde niña...ya desde los dibujos animados, hasta todas las versiones cinematográficas que se han hecho de ellos.
    Ciertamente, reconozco que no he leído el libro, aunque lo tengo en casa de mis padres en una edición algo estropeada. Intenté leerlo hace años, pero no sería el momento. Sin duda, tiene que ser sensacional adentrarse en el mundo de hace dos siglos, visto desde otros puntos de vista.

    Muchas gracias por tu reseña...la he disfrutado mucho. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena memoria, María. Hice una entrada de Dumas, sus negros y su hijo en mi antiguo blog, hace mil años. Qué sorpresa que te acuerdes.

      A mí me falta por ver la última película que se hizo, en 2011 creo, pero me da que no me va a gustar nada.

      El libro supera a todas las versiones, pero si no conseguiste leerlo en aquel momento, está claro que no era la ocasión. Seguro que más adelante llega el tiempo adecuado para los mosqueteros.

      Besos.

      Eliminar
  23. Tengo muchas, muchas ganas de leer este libro porque es la típica historia que ya he visto tantas veces adaptada en en la pantalla que quiero conocer la fuente original, que seguro que superará todas mis expectativas. Además una de las series de dibujos a las que guardo más cariño es a Los mosqueperros :D!

    La historia de Dumas y su taller también me pareció muy sorprendente cuando la descubrí, da qué pensar!! No sé me imagino un taller ahí repleto con el rasgar de las plumas.. tremendo :D!

    Besines

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...