El tradicional mercadillo de la calle Feria

24/04/2014

     Con esta entrada me salgo por completo de lo que viene siendo la tónica habitual del blog desde sus inicios, pero como este espacio pretende ser cultural, el tema que os traigo también tiene cabida.

     Reconozco que a pesar de ser sevillana, he ido a este mercadillo unas tres veces en mi vida (que recuerde), pero cada una de ellas me he quedado sorprendida por lo que he encontrado. Los objetos más insospechados pueden verse aquí a la venta. Algunos de los que más me han llamado la atención han sido, por ejemplo, un par de guantes altos de puntilla (como mínimo de principios del siglo pasado), azulejos decorativos que podrían haberse extraído de casas señoriales e incluso postales viejas, algunas de ellas con un mensaje dirigido a familiares, amigos, conocidos o amores lejanos en distintas lenguas. La que he podido fotografiar para enseñárosla está en catalán (aclaro para quienes me siguen desde otras partes del mundo y lo desconozcan que se trata de una lengua cooficial en algunos territorios de España). Fijaos en la fecha; impresionante, ¿no?

     Pero lo que más destaca de este mercadillo es su antigüedad. Su origen data del siglo XIII, lo que lo convierte en el más antiguo al aire libre que se realiza en la ciudad de Sevilla. Tiene lugar todos los jueves por la mañana, con excepción del Jueves Santo.

    Como en una entrada como ésta lo que más importa son las fotografías, os dejo las que he hecho hoy:


 






     ¿Y qué podía comprar yo? Estaba claro. Por tres euros era imposible decir que no:


     ¿Soléis pasear alguna vez por este tipo de mercadillos?

23 comentarios:

  1. ¡Ay! Me encantan estos mercadillos, me voy "volando" a verlos en cuanto me entero de que hay uno. ¿A qué compraste libros? ;D. ¡Qué lista soy! A la primera. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Libros? ¿Yo? Jajaja.
      Pues sí, compré uno, aunque quería muchos más, pero hubiera necesitado un carrito, porque también llevaba un par comprados en librerías, y ya sería abusar.
      Besos.

      Eliminar
  2. No frecuento mucho estos saraos, pero alguna voy al rastro de Madrid a chumetear. Sobre todo, me vuelvo loca en los puestos con libros.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y quién no se vuelve loco en los puestos de libros! Son nuestra perdición, pero oye, más contenta que se queda una cuando encuentra tantas maravillas.
      Besos.

      Eliminar
    2. Perdonan que me cuele. Aliena, me encantan esos puestos del rastro de Madrid y suelo ir a menudo; cualquier día nos cruzaremos por allí, seguro :D. Abrazos y disculpad la intromisión.

      Eliminar
    3. Anda, anda, no hay nada que perdonar. No conozco el rastro de Madrid, pero si hay libros, seguro que os veis por allí. Preveo futura entrada de encuentro bloguero ;-)
      Un abrazo.

      Eliminar
    4. Un día quedamos directamente y nos vamos de compras. ¿Qué te parece? jajaj
      Besotes a las dos.

      Eliminar
  3. ¡Uy! ¡Qué gracia me ha hecho ver la colección El Cine en sus mejores carteles de Diario 16! Es que yo la tengo... bueno, completa no, pero sí tengo unas cuantas fichas de las que venían en el periódico.

    Las postales son muy chulas <3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no conocía la colección; no tenía ni idea de que existía hasta que la he visto allí. No me ha dado por mirar el precio, pero hubiera estado bien fijarse.

      Las postales me encantaron; me pregunto de dónde las sacarán. ¿De verdad hay gente que quiere deshacerse de esas cosas?
      Besos.

      Eliminar
  4. Me ha recordado un montón al mercadillo de Notting Hill!! La verdad es que no suelo visitar muchos mercadillos, aunque debería porque hay mil cosas que llaman mucho la atención.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Notting Hill! Es otro de los sitios que tengo en mi lista de lugares que quiero visitar.
      Yo tampoco suelo ir a mercadillos. Éste me llama la atención porque tiene antigüedades interesantes y cosas de segunda mano muy chulas.
      Besotes.

      Eliminar
  5. Yo algunas veces lo que hago es darme una vuelta por el rastro, pero ni de lejos tienen cosas tan interesantes como en éste.
    Yo también me hubiese llevado un libro, claro ;)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que inevitable, donde veamos libros siempre terminamos picando.
      Besotes.

      Eliminar
  6. ¿que si suelo pasar? Me encantan este tipo de mercados y rastros. No sé pero a mi me disparan la imaginación y no puedo dejar de pensar en quien serían los.l dueños de esos objetos y la historia que hay detrás de ellos. Lo de lasnpostales es increible porque son partes de vidas que ya no existen, la mayoría de las veces y de alguna manera han dejado su huella.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me pasa también a mí cuando voy, que pienso en los dueños originales y en la historia de todas esas cosas. Las postales me encantaron; creí que no estarían escritas, y cuando les di la vuelta y empecé a leer los mensajes, me quedé allí atrapada un buen rato.
      Besos.

      Eliminar
  7. Hola^^
    La verdad es que si me gustan este tipo de mercadillos pero en mi ciudad no organizan muchos (o yo no me entero)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, si vienes por aquí, estás invitada a visitarlo, a ver qué te parece en vivo.
      Besos.

      Eliminar
  8. Ay, qué ratito más estupendo habrás pasado. Yo hubiera caído también, fijo :)
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue una mañana muy agradable entre el mercadillo y la visita a librerías. Volví a casa bastante contenta :-)
      Besos.

      Eliminar
  9. En Barcelona ponen un mercado de anticuarios los fines de semana en la plaza de la Catedral, y aunque no soy asidua si que he ido alguna vez. Hay cosas preciosas...
    Besos Seri, me alegro de que pasaras una mañana agradable :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan las antigüedades, así que en ese mercadillo seguro que me lo pasaría como pez en el agua; tiene que estar precioso.
      Besos.

      Eliminar
  10. Seri a mi también me encantan los mercadillos de antigüedades. Es un peligro porque me dan ganas de llevarme miles de trastos y cuando vives en un piso pequeño hay que elegir, o los trastos o tú :D
    Me ha encantado que me descubras un mercadillo sevillano. Si un día vienes a Paris no dejes de visitar Le marché aux puces de Saint Ouen. Hay montones de cosas bonitas :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía ese de París; por mí, iría encantada. Por ahora me queda un poco lejos, pero lo tendré en cuenta por si un día puedo ir. Estoy segura de que me gustaría muchísimo.
      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...