El Señor de los Anillos 1. La Comunidad del Anillo

01/02/2014

     J. R. R. Tolkien concibió esta historia como una obra unitaria, pero fue su editor quien lo convenció de que lo más apropiado sería publicarla en tres partes, La Comunidad del Anillo, Las dos torres y El retorno del rey. Ésa es la división que mantiene a día de hoy.
     En España podemos encontrar en las librerías diversas ediciones, tanto de tapa dura como de bolsillo, gracias a Minotauro.

¿De qué va?: 

     Cuando Bilbo Bolsón decide celebrar su centésimo décimo primer cumpleaños, todo cambia en la vida de Frodo. Convertido en heredero de Bolsón Cerrado y de todos los bienes de Bilbo, se descubre propietario de un anillo que puede cambiar la historia de la Tierra Media. El llamado Anillo Único había sido forjado por el señor oscuro, Sauron, a quien le fue arrebatado en una dura batalla.
     El mago Gandalf el Gris pone a Frodo sobre aviso, pues Sauron busca el anillo desesperadamente, ya que en él había depositado parte de su poder. La única opción para evitar que vuelva a sus manos y que la Tierra Media caiga bajo un dominio de terror es destruirlo, pero esto únicamente puede hacerse en el Monte del Destino, el corazón mismo del lugar donde habita Sauron.


¿Qué opino yo? (Sin destripes):

      Podría decir que este libro me apasiona y quedarme corta. La primera vez que lo leí fue un poco antes de que estrenaran la película. Ahora, con algunos años más, me ha parecido un buen momento para una relectura, y he vuelto a enamorarme de la historia como la primera vez. Después de terminar La Comunidad del Anillo me he dado cuenta de lo adulterados que estaban mis recuerdos a causa de la cinta de Peter Jackson. 


     El mundo creado por Tolkien es tan complejo y completo que trasciende cualquier otro marco (que yo conozca) creado para una obra de fantasía. Todas las razas que se mueven por la Tierra Media tienen su propia idiosincrasia, su propio hábitat e, incluso, algunas de ellas, su propia lengua (aparte de la lengua común). Tolkien trabajó para crear un idioma que hiciera más reales y ricas las vidas que salieron de su pluma.

     El Señor de los Anillos es para mí mucho más que una simple novela fantástica; es una historia que parece no querer quedarse encerrada en el papel,
sino hacer vibrar al lector y hacerle sentir que lo que está leyendo bien podría haber sucedido en un mundo remoto y en un tiempo lejano, y que igual que muchas razas se dan la mano, él también puede ser partícipe de eso y acompañarlos en la aventura.

     Esto al menos es lo que siento yo, pero es difícil de explicar si uno no ha leído el libro o si, aun haciéndolo, no ha sido capaz de conectar con lo que se cuenta. 


«Es una historia hermosa, aunque triste, como todas las historias de la Tierra Media, y sin embargo quizá alivie vuestros corazones».


     Yo creo que en esta primera parte de la trilogía no sobra ni una coma. Ninguna frase que haya usado Tolkien aquí es gratuita.
Entiendo que algunos lectores quizás prefieran obras con más partes dialogadas y puedan aburrirse con las descripciones, pero las descripciones de este escritor son de las más fáciles de digerir que me he encontrado en mi vida como lectora, si hablamos de literatura de una cierta calidad. De hecho, fijaos si son fáciles de comprender y accesibles para cualquier lector que la excusa que dieron para no entregarle a Tolkien el Nobel fue que su prosa era pobre, algo con lo que discrepo por completo. Que un texto se pueda comprender bien no significa ni de lejos que se acerque a la pobreza léxica, expresiva o gramatical. 


«Los débiles pueden intentar esta tarea con tantas esperanzas como los fuertes. Sin embargo, así son a menudo los trabajos que mueven las ruedas del mundo. Las manos pequeñas hacen esos trabajos porque es menester hacerlos, mientras los ojos de los grandes se vuelven a otra parte».


     Mi percepción en lo referente a los personajes ha cambiado.
Durante todos estos años mi favorito ha sido Aragorn, de importancia indiscutible en la obra, pero tras esta relectura me he sentido ligeramente decepcionada con él. Se nos quiere presentar como un hombre que ha recorrido el mundo incontables veces y posee por ello gran experiencia y sabiduría, pero en más de una ocasión yerra en sus decisiones poniendo en peligro al resto, desconoce los terrenos por los que transitan o duda en cuanto a qué hacer.

     Probablemente los personajes más redondos, nos caigan mejor o peor, sean Sam y Frodo.
Además, me he reconciliado con Bilbo, al que no le tenía mucho aprecio, y me ha encantado observar cómo se desarrolla la amistad entre Legolas y Gimli, pertenecientes a razas que se despreciaban desde tiempos ancestrales (elfos y enanos). También me ha gustado mucho volver a ver al injustamente olvidado Tom Bombadil, probablemente el más enigmático de los seres que pueblan la Tierra Media.

     Aunque más o menos ya sabía lo que sucedería, en más de una ocasión me he encontrado con el alma en vilo deseando recordar cómo tal o cual personaje superaría una determinada situación. 



     El Señor de los Anillos es un clásico por derecho propio. Pese a lo que pudieran pensar los encargados de entregar el Premio Nobel, los lectores y la crítica posterior hemos dado la razón a Tolkien, y su obra cumbre se ha convertido en un claro ejemplo de que una novela que sume una buena calidad literaria a una historia interesante puede también ser un best-seller, y con toda certeza más duradero que uno que simplemente tenga un argumento medianamente atractivo, una calidad narrativa mediocre y un ritmo rápido para consumir velozmente.


Puntuación: 5 (sobre 5)

17 comentarios:

  1. No he leído el libro, y decirle eso a la fan número uno me puede suponer una buena regañina. jajaj
    La película sí me gustó, pero sólo el principio, cuando están en el poblado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que La Comarca es preciosa. ¿A quién no le encantaría tener una casita ahí? Normal que te gustara esa parte de la película.
      De todas formas, el libro y la peli son muy diferentes, más de lo que yo recordaba. A lo mejor algún día te animas y lo lees, quién sabe.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Leí El señor de los anillos hace bastantes años cuando vi a mi primo leer un “tocho” la mar de entretenido, él que no se había interesado jamás por los libros, no levantaba la vista de las páginas. Así que me llamó la atención y le dije a mi madre que quería ese libro, me lo compró y lo devoré pese a que la fantasía no me gustaba mucho y sigue sin hacerlo.
    Me leí los tres libros seguidos, los disfruté como una enana y es la única vez que he disfrutado de este género.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Fíjate, si ya decía yo que este libro tiene algo especial! A mí sí me gusta la fantasía, pero no he encontrado nada de ese género que me atraiga como El Señor de los Anillos.
      A ver cuándo puedo sacar un rato para la segunda y la tercera parte, que ganas no me faltan.
      Besos.

      Eliminar
  3. Cuando estaba en el instituto, había dos bandos: los de "La historia interminable" y los de "El señor de los anillos". No sé muy buen por qué elegí el primero, pero el caso es que me olvidé completamente del segundo hasta que apareció la película. Después de haberla visto, era muy difícil que me decidiera a leer el libro, algo que siento infinitamente. Tú no me ves, pero me estoy dando golpes de pecho por mi error de entonces, :(. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me suele pasar que después de ver una película ya no siento la misma intriga por el libro, así que prefiero hacerlo siempre al revés. De todas formas, la novela de El Señor de los Anillos es diferente en muchos aspectos a la película, así que si algún día te animas, a lo mejor te acaba sorprendiendo.
      Besos.

      Eliminar
  4. Lo leí hace unos años y me gustó mucho y eso que yo no soy muy aficionada a este tipo de novelas, pero desde las primeras páginas consiguió atraparme y la verdad es que disfruté mucho con él
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te gustara. Ya ves, yo llevo años siendo una enganchada a esta historia, aunque aún me queda mucho por descubrir de Tolkien. A ver si algún día me animo con el Silmarillion.
      Besos

      Eliminar
  5. Uff yo soy incapaz de enterarme de esta historia. Vi las películas como dos veces cada una y no me entero de quien muere, quien es bueno, quien es malo, y todos los demás lios que hay.

    Es algo que me supera y la sola idea de leerme los libros me angustia. Me consumiría demasiado tiempo y esfuerzo :S

    Pero muy buena reseña, me alegro que te haya gustado tanto.

    bss :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, yo no le veo ninguna complicación, aunque también es verdad que cuando vi las películas, ya había leído los libros. Supongo que eso influye a la hora de comprender mejor la historia. De todas formas, en las novelas todo estás más detallado y el argumento es muy fácil de seguir.
      Besos.

      Eliminar
  6. Nunca me he animado a leerlo y no sé por qué la verdad, porque las películas me encantaron y los libros siempre son mejores. Además, lo sabía a ciencia cierta porque tengo amigas que lo han leído y aunque disfrutaron de las películas y su buena adaptación me dijeron que en el libro había muchos más detalles que en la película no aparecían. Recuerdo en especial que una de mis amigas me dijo que había echado en falta que los elfos cantaran porque en el libro siempre estaban cantando.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el libro cantan muchos personajes, no sólo los elfos. De vez en cuando aparecen canciones o poemas referidos a otras edades de la Tierra Media, y eso es otra cosa que también me gusta mucho.
      Si te gustaron las películas, seguro que los libros te encantarían.
      Besos.

      Eliminar
  7. No lo he leído, me alegra que te haya gustado tantísimo :D

    besoooos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A lo mejor un día te animas a leerlo y lo disfrutas tanto como yo.
      Besos.

      Eliminar
  8. Los leí hace bastante tiempo, los tres seguidos de sopetón. En ese tiempo, aunque me gustaba leer, no le dedicaba el tiempo que le dedico ahora y creo que me pegue como unos ocho meses con los libros. No los recuerdo muy bien. Tendría que releermelos para opinar con justicia sobre ellos, porque aunque hubo partes que me gustaron, también reconozco que se me hizo pesado en algunos momentos.
    Ahora que quiero releer El hobbit, lo más probable es que me anime también con los otros y espero que me gusten tanto como a ti.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. En fin...El Señor de los Anillos...yo también le voto con un cinco de los tuyos...
    Es una lectura impresionante, tiene de todo...aventuras, preguntas filosóficas encerradas en modo de cuento, amistad,...en fin...aún retumban las paredes del Eagle and Child de Oxford, con la voz de Tolkien leyendo en voz alta sus aventuras...

    Algo que no se nos cuenta de quienes "guían" o toman decisiones, es de lo desacertadas que puedan ser en un momento determinado. Aragon y Scott (el que llegó al Polo Sur, por la parte británica, después que Amundsen) son líderes que tomaron decisiones equívocas en momentos trascentales...Y seguro que nosotros/as y los mejores líderes del mundo, tendrán alguna que otra decisión mal tomada que ocasionará frustracción en los demás...pero algo que me encanta del Señor de los Anillos...es "el perdón"...perdonarse entre pueblos (enanos y elfos y hombres...)...
    Bueno, vaya charla que te estoy dando...pero que es que me gusta mucho este libro.
    Dicen que fue el mejor del siglo XX.
    Un besito...preciosa entrada, Seri...la he disfrutado un montón.
    Sam y Tom Bombadíl son imprescindibles...me gustan mucho...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Aragorn es especialmente llamativo en este libro, porque es cierto que se nos quiere hacer ver como un líder natural, pero cuando lo observamos actuar, no aparece esa infalibilidad que se pretende transmitir, no sólo por los errores, sino por la falta de conocimiento en los momentos necesarios. Quizás eso lo hace más humano, pero dista muchísimo del Aragorn que nos presentaron en la película. Creo que es alguien que está eclipsado por Gandalf, y que no es hasta la segunda mitad del libro cuando podemos ver su verdadero yo.
      Coincido contigo en lo importante que es el perdón en la novela, sobre todo porque es un perdón sincero que en muchos casos termina en una amistad auténtica.
      Y no te preocupes, que charlas como la tuya son siempre bienvenidas.
      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...