Populaire

18/06/2013


              Título original: Populaire                                            Género: Comedia romántica
              Año de estreno: 2012                                                    Duración: 111' aprox.
              Productora: Les Productions du Trésor                   País: Francia



¿De qué va?:


En la primavera de 1958 la joven Rose Pamphyle (Déborah François) vive con su padre, un viudo cascarrabias que dirige la tienda del pueblo. Comprometida con el hijo del mecánico local, parece destinada a la vida tranquila y monótona de un ama de casa, pero no es eso lo que ella desea. Cuando viaja a Lisieaux, en Normandía, para una entrevista de trabajo en la agencia de Louis Échard (Romain Duris), el resultado es desastroso. Pero Rose tiene un don especial, puede mecanografiar a una velocidad endiablada, lo que llevará a Louis a entrenarla para participar en las competiciones más importantes. (FILMAFFINITY).


¿Qué opino yo? (Sin destripes):


     Aunque he visto  que esta película está catalogada como drama en algunos lugares, nada más lejos de la realidad; se trata de una comedia romántica, ¡y cómo me gustan las comedias románticas bien hechas! Normalmente disfruto mucho con este tipo de cintas cuando evitan caer en los excesos y sus partes constituyentes guardan un equilibrio proporcionado. Por ejemplo, la última tendencia en Hollywood es saturar las comedias de elementos burdos y soeces que me sobran por completo, y a veces tienen más de eso que de amor, así que no sé por qué se les añade la etiqueta “románticas”; pero por otro lado, hay quien opta por lo contrario, por una inyección concentrada de azúcar que puede provocar en el espectador una fuerte reacción alérgica.


     Sé que en este sentido soy exigente: adoro las historias de amor, pero no llevo bien las cursilerías. Dicho esto, Populaire tiene los ingredientes necesarios para resultar una buena producción. Lo cierto es que no sabía muy bien qué esperar de ella, y finalmente me ha gustado bastante.

    Los créditos iniciales, con su animación y su música vivaracha, me han recordado mucho a los de las películas que Rock Hudson y Doris Day rodaron en los años 50 y 60. Éstas  planteaban la guerra de sexos, asunto que está presente también en Populaire, aunque de forma mucho más velada. En este sentido, hay una escena que puede crear cierta polémica, pero a mi parecer pretende reflejar la igualdad de sexos. Me refiero a un momento en el que Rose da una bofetada a Louis y él responde de la misma manera. Antes de eso, la propia Rose había afirmado que su hombre ideal debía tratarla como a una igual. Pues bien, Louis termina comportándose igual que ella en esta escena (con sus consecuencias), independientemente de que nos parezca bien o mal.

     El director ha sabido disponer los elementos de la trama de manera que el conjunto sea creíble y no se haga pesado. Así, el enamoramiento, que desde el principio es evidente que se va a producir, no surge excesivamente rápido y su transcurrir se mezcla con otros temas, como la relación de la protagonista con su padre o el duro entrenamiento para alcanzar un sueño. Con respecto a esto último, se juega con la ambigüedad: durante parte del metraje no queda claro si es de ella o de Louis, y esto va a provocar algunos conflictos.


     Me han fascinado en especial la fotografía y la estética. La época está muy bien reflejada en la pantalla: el vestuario es bastante bueno, así como el mobiliario de las casas, la oficina o la tienda del padre de Rose, y también los peinados y el entorno. Vemos bonitos ambientes franceses, y hay unos minutos en concreto que me han llamado la atención: en ellos los protagonistas van circulando por carretera ante la Torre Eiffel rodeados de muchos otros vehículos de ese tiempo. Realmente me he sentido transportada a ese lugar y a ese momento por el verismo con que está rodada esa parte.

     Otro detalle que me ha cautivado es el de cómo un “te quiero” se comprende en todos los idiomas.

     Romain Duris es un actor que me gusta desde que lo conocí en Arsène Lupin, aunque esa cinta es muy mala. Un actor más bien feo que interpreta a un conquistador nato (en Los seductores) y consigue que nos lo creamos tiene que ser un buen profesional. En Populaire no hace su mejor papel, pero su actuación es buena, acorde con lo que se le puede exigir en función a su personaje.


     A Déborah François no la conocía, pero también está muy correcta en un rol que la obliga a oscilar entre la ingenuidad y la capacidad de seducción.

   Tiene un papel secundario pero no poco importante Bérénice Bejo, conocida principalmente por The artist.

     La banda sonora no está mal, aunque no pasará a la historia. Son composiciones que van bien con las escenas en las que aparecen, pero no resultan memorables.

     En definitiva, es una producción colorida, optimista, bien planteada, bien interpretada y muy agradable.

Puntuación: 4 (sobre 5)

4 comentarios:

  1. Para una tarde agradable pinta muy bien. Y eso que no soy yo mucho de historias románticas...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que se pasa un rato entretenido, y no es una película excesivamente empalagosa. Se puede disfrutar bien.
      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Holasss, creo que es la primera vez que escribo, pero ya me había leído todos tus posts de novela juvenil. Y con la descripción de esta película, me animé, porque me ha gustado mucho. Ya me busqué el tráiler, y la pienso ver apenas la consiga.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Pilar! Muchísimas gracias por pasarte por aquí y comentar.
      Espero que te guste la película; es bastante entretenida.
      ¡Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...