Vacaciones en Roma

24/11/2013


                Título original: Roman holiday                     Género: Comedia romántica
                Año de estreno: 1953                                        Duración: 114' aprox.
                Productora: Paramount Pictures                  País: EE. UU.



¿De qué va?:

     Durante una visita a Roma, la joven princesa Ann se siente abrumada por el exigente protocolo. El médico de la Corte le administra un sedante para calmar sus nervios. Sin embargo, sin que nadie pueda darse cuenta, la muchacha consigue escapar para visitar la ciudad de incógnito. El calmante comienza a hacerle efecto en mitad de la calle, donde la encuentra Joe Bradley, un periodista que desconoce su identidad. Éste, tras prestarle asilo durante una noche, descubre que se trata de la princesa y, tratando de engañarla, la acompaña durante todo un día para mostrarle Roma y conseguir una exclusiva.

 


¿Qué opino yo? (Sin destripes):
     
     A veces he escuchado a algunas personas decir que no les gusta el cine clásico y, por tanto, se niegan a ver cualquier largometraje que no sea reciente. Pese a ser una opinión respetable, no he podido evitar pensar que cometían un error al hablar de cine clásico como si se tratase de un género en sí mismo. Al igual que sucede con las películas actuales, entre las antiguas hay cintas muy buenas, otras muy malas y otras que están bien para pasar el rato, y por supuesto muchos géneros cinematográficos diferentes, por lo que no se puede generalizar al hablar de este tipo de cine.

   Esta introducción me sirve para recomendar encarecidamente Vacaciones en Roma como un film más que adecuado para perder el miedo a las películas clásicas. Algunos de los que aún no se han atrevido a adentrarse en el mundo del cine clásico podrían tener algún prejuicio con respecto a él, pero esta cinta es perfecta para que la etiqueta de aburrido empiece a diluirse


     Creo que Vacaciones en Roma es una de las primeras películas que he visto en mi vida, y me ha acompañado prácticamente en todos mis años de existencia casi sin yo saberlo. La vi siendo tan pequeña que al crecer no recordaba más que algunas escenas sueltas, las más famosas: los protagonistas recorriendo en moto la bellísima Roma o poniéndose a prueba ante la Boca de la Verdad. Sin embargo, durante muchísimo tiempo no supe el título y no recordaba con nitidez la cara de los actores. Así llegué a la adolescencia, cuando por casualidad volví a encontrarme con esta historia. Y allí estaban Gregory Peck y Audrey Hepburn, magníficos, guapísimos y con una interpretación impecable, viviendo de nuevo su historia de amor imposible. Y allí estaba yo, disfrutando otra vez con ellos y dando saltos de alegría porque por fin sabía a qué película pertenecían esos retazos que quedaban en mi mente.

     Vacaciones en Roma es una comedia, pero también un drama. La parte más controvertida es su final, que quizás no guste a todo el mundo, pero que al mismo tiempo hace que esta cinta sea aun más especial. Sinceramente, yo misma suelo preferir otro tipo de conclusiones, pero el final de este film es lo que hace que no sea una comedia romántica más, sino una película magistral e imperecedera


«¿Sabe que le sienta bien? Debería llevar siempre mi ropa».


     Siempre he pensado que lo más difícil para un actor es tener que interpretar con los ojos, no con las palabras. Muy pocos consiguen transmitir algo al espectador simplemente con una mirada. En el caso de Vacaciones en Roma, el final es inolvidable, entre otras cuestiones, por la mirada entre Ann y Joe. Es una de las miradas más intensas, profundas y expresivas de la historia del cine. No hay ninguna palabra pronunciada entre ellos, pero por sus ojos sabemos lo que se están diciendo el uno al otro. Tanto Audrey Hepburn como Gregory Peck están soberbios, y no puedo evitar emocionarme cada vez que veo esta escena, igual que me sucede con los últimos planos, que hacen que me den ganas de levantarme del asiento con el corazón encogido y aplaudir con fuerza.

     Es inevitable encariñarse con los dos protagonistas, el periodista pícaro y la princesa inconformista, pero también con el fotógrafo amigo de Joe, Irving Radovich (interpretado por Eddie Albert), cuya presencia contribuye a hacernos sonreír con frecuencia. 


     La película es una auténtica joya, y por eso merece que cuente algunas anécdotas sobre ella. Una que me encanta es la realidad que se esconde tras la escena en la Boca de la Verdad. Gregory Peck gastó una broma a Audrey Hepburn y quedó tan bien que se incluyó en el metraje. El actor fingió que la boca de la enorme piedra se tragaba su mano. Audrey se asustó muchísimo y trató de ayudarlo a sacarla, pero todo fue peor cuando, al conseguir liberar a Gregory, éste había escondido la mano en la manga de la chaqueta, por lo que parecía que se la habían arrancado. Imaginaos lo que tuvo que sentir la pobre Audrey. 


     Ni ella ni él fueron la primera elección para sus respectivos papeles. Para el rol de Joe se había pensado en Cary Grant, que lo rechazó, y para el de Ann sonaron nombres como Elizabeth Taylor, Jean Simmons o Suzanne Cloutier. No sé cuál hubiera sido el resultado con esos actores, pero yo creo que la elección final fue todo un acierto. La química entre ambos traspasa la pantalla


     Otro dato curioso es el que tiene que ver con los periodistas que aparecen al final, dos de ellos, españoles. Tanto Julián Cortés Cavanillas, de ABC de Madrid, como Julio Moriones, de La Vanguardia de Barcelona, eran realmente periodistas e hicieron ese pequeño cameo en la cinta. El resto de reporteros también lo eran.

     Vacaciones en Roma fue la primera película americana que se rodó íntegramente en Italia. Como eso significaba una alta inversión, se hizo en blanco y negro para ahorrar costes y reutilizar material usado anteriormente, y también para que los personajes no fueran eclipsados por la belleza de la ciudad.

     Los actores, la historia, el ambiente, el modo en que transcurre el metraje y la conclusión han convertido este film a una obra maestra que nadie debería perderse.

Puntuación: 5 (sobre 5)

30 comentarios:

  1. Me suena mucho la peli, pero leyendo el argumento, me he dado cuenta de que no la he visto. Si es en blanco y negro no creo que al vea. Si la consigo en color, seguro que me animo porque Roma me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no está coloreada, sólo en blanco y negro. Es una pena que te la pierdas, porque esta película es un tesoro, pero bueno, si no te gusta, no pasa nada.
      Besos.

      Eliminar
  2. ¡Ay! Acabas de darme en lo más profundo de mi corazón de cinéfila. Adoro esta película con toda mi alma. Ahí me enamoré perdidamente de Gregoy Peck y le preguntaba al destino por qué yo jamás podría ser como Audry Hepburn. ¿Aburrido el cine clásico? ¿Con películas como esta? Quién ha dicho eso que me lo como con patatas. Es imposible ver esta película sin enamorarse de ella, de los actores y de Roma, la única ciudad posible para esta mágica película. ¿Se nota que me gusta muchííísimo? ;-) Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pues nos tendríamos que comer con patatas a más de uno.
      Yo también creo que esta película enamoraría a cualquiera que la viera. Y Gregory... ¿qué te voy a decir de él? Actorazo donde los haya, guapo y elegante hasta con los pantalones por encima del ombligo. Por supuesto, Roma es una protagonista más.
      Besos.

      Eliminar
  3. Es una película maravillosa, con dos actores sublimes que nos hacen pasar buenos momentos ante la pantalla... Me encanta este film y lo recomiendo sin dudar: creo que aprovecharé los días festivos que se acercan próximamente para verla con tranquilidad. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he vuelto a ver hace poquito, si no, en Navidad me la pondría otra vez. Es una de mis películas preferidas, pero eso es normal porque, como dices, es una auténtica maravilla.
      ¡Besotes!

      Eliminar
  4. Adoro esta película. La llevo viendo desde que soy una niña y me enamoro y emociono cada vez que la veo. Ya no hacen cine así, y la verdad que es una pena. Una obra maestra, y que todo cinéfilo debería de ver. Ahora me han entrado ganas de verla de nuevo. :)
    Un saludo, me ha encantado tu crítica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es perfecta. A mí me pasa igual, cada vez que la veo, me vuelvo a emocionar. Creo que es una de las mejores historias de amor que se han rodado nunca. Yo ahora la tengo bastante reciente, pero seguro que no tardo mucho en verla otra vez.
      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Hola Seri, esta película me gusta mucho, y la escena de la boca de la verdad es una de mis favoritas. Me he reído mucho viéndola, le tengo un gran aprecio, y creo que tienes mucha razón recomendándola para aquellas personas que no quieren ver nada que sea en blanco y negro pensando que son aburridas. Sin embargo, el final hizo que hace mucho tiempo ya no la viera más, no puedo soportarlo :'(
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, el final! Me gusta y no me gusta. Creo que es parte de la grandeza de la película, pero hay que ver cómo nos deja a todos. No quiero decir más, que sería spoiler.
      ¡Besotes!

      Eliminar
  6. Me he enamorado de esta película al menos media docena de veces.
    Me encanta tu elección
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible no enamorarse de ella. Me pasa lo mismo cada vez que la veo.
      Besos.

      Eliminar
  7. No le tengo miedo ni aversión al cine clásico, de hecho me encanta Audrey aunque reconozco que esta famosísima pelicula no la he visto, y no será por ganas pero supongo que no me he cruzado con ella. Tengo que hacer por verla porque además me encanta Roma, he estado un par de veces y me encantaría ver los monumentos en la película. Me ha encantado la curiosidad de los periodistas españoles, yo soy periodista también y me ha llamado mucho la atención, cuando la vea me fíjate bien.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estuve en Roma, también aproveché y visité algunos de los lugares que salen en la película, pero estaban muy cambiados, aunque es emocionante ver todo eso en vivo. No me importaría volver y ver todo lo que no me dio tiempo.
      Si al final ves la película, creo que te encantará. Se nota que es de mis favoritas, ¿no?
      Besos.

      Eliminar
  8. Un clásico imprescindible, una de mis pelis favoritas, teniendo en cuanta que adoro todo lo que tiene que ver con Italia. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que me gustaría este peli aunque estuviera rodada en otro sitio, pero es verdad que la ciudad es parte de su encanto.
      ¡Besotes!

      Eliminar
  9. Ahora me han entrado ganas de ver "Vacaciones en Roma". ¡Y de volver a Roma! Ja ja.
    Gracias por tu reseña y un besote muy gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos que volveríamos a Roma sin pensarlo. Qué maravilla de ciudad.
      Gracias a ti por comentar.
      Besos.

      Eliminar
  10. Pues yo no he visto aún esta peli, pero después de leer tu reseña tengo que ponerle remedio prontito ^_^

    Besos de colores, Seri!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a gustar mucho, Fawn, es preciosísima.
      ¡Besos!

      Eliminar
  11. Yo siempre he oído cosas bonitas de esta película, no se si la llegue a ver, pero voy a tratar de buscarla a ver que tal, Se ve que la apruebas, a mi este cine también me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, es una de mis películas favoritas. Es fácil de encontrar, así que no creo que tengas problemas. Espero que te guste.
      Besos.

      Eliminar
  12. ROMAAA! AMOREE AMOREE buena peli, Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, magnífica Roma y genial película! Un saludo.

      Eliminar
  13. Me encantó esta peli!!! Es super, super bonita! ^^

    ResponderEliminar
  14. Creo que la ví hace un montón de años pero no recuerdo demasiado y ahora no tengo demasiado tiempo para ver pelis, por lo que aunque me apetezca no sé si podría verla de nuevo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, Tatty, para otra ocasión. Cualquier momento en que se esté más libre es bueno para esta gran película.
      Besos.

      Eliminar
  15. Tengo muchísimas ganas de verla. Es una de mis pendientes. Me ha gustado mucho tu entrada sobre todo la parte que nos cuentas curiosidades sobre el rodaje, sin duda, cuando la vea, será con otros ojos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿He dicho ya que es preciosísima? Seguro que te gusta.
      ¡Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...