Reflexiones: carta a don Juan Tenorio

27/09/2013
 


Mi querido don Juan:

     Este año te has precipitado y has acudido con premura a recordarme nuestra cita del 1 de noviembre, pero no era necesario, pues es algo que pervive en mi mente. Aunque no creas, comprendo tu desazón, porque muchos de los que te conocían te han abandonado y otros ni siquiera desean conocerte. Sin embargo, yo continúo fiel. Cada año os tengo presentes a aquel que te dio vida, don José Zorrilla, a ti y a tu amada Inés.

    Créeme cuando te digo que me duele ser testigo de tu lenta agonía. Tú, que doblegaste a todos, que venciste a la mismísima muerte, te hallas ahora ante la peor de las condenas, el olvido.  Tus canalladas (y digo bien, porque es lo que son), tu bravura, tus conquistas y tu amor por Inés se han llevado a nuestros teatros año tras año el día de Todos los Santos desde aquel 1844 que te vio nacer. Nada logró borrarte de nuestras vidas, ninguna época convulsa dejó que desaparecieras, ni siquiera una guerra civil. Es cierto, generaciones de personas te quisieron o te odiaron, pero siempre fuiste un compañero constante. Y ahora… ¡has tenido que esperar a mi tiempo para que yo deba ver cómo se extingue la llama de tu historia!

    No, no te lo reprocho, ya sé que no es culpa tuya, que te niegas a dejarnos, que resistes pese a todo y continúas siendo un mito, pero ¿hasta cuándo? Como ves, los tiempos han cambiado, los hombres no se baten en duelo y no caen rendidos ante su dama para llamarla “ángel de amor” y cubrirla de requiebros. Hoy se emplearía un término para esto: cursi. Qué palabra tan fea y hueca, ¿verdad? Dirás que no tenemos sentimientos, que somos incapaces de conmovernos si llamamos cursi al amor. Pero te diré que los hombres aún pueden amar, y por eso todavía algunos reservamos un hueco en nuestro corazón para ti.

    Sin embargo, ambos hemos de comprender que el mundo avanza, y si nuestro país te da la espalda no es porque desee rechazarte, sino porque se rechaza a sí mismo y abre nuestras puertas a aquelarres de brujas, hordas de vampiros y otras criaturas semejantes venidas de más allá del océano. No me preguntes cómo pueden desplazarte por esos seres, pues no sería capaz de responderte.

    Como bien sabes, yo una vez más huiré de ellos y volveré a tu libro, a sentir las palabras que hablan de ti y te traen a mi vida nuevamente. Quisiera hacer algo por ti, de verdad, pero me temo que es imposible. He pensado en mil maneras de prolongar tu existencia, he querido organizar una lectura conjunta o formar un grupo para ver algunas de las muchas versiones que sobre ti se han hecho, pero admito que me he dejado llevar por el miedo. Sé que alguien que mostró tanto valor como tú no me comprenderá, pero sí, tengo miedo de buscar a otras personas que te abran los brazos como yo y descubrir finalmente que me encuentro sola contigo y tu irresistible encanto mientras la mayoría te da calabazas. Perdóname.

    Atentamente, tu leal amiga.

20 comentarios:

  1. Me ha encantado, tu dominio de las palabras ha logrado mantenerme durante varios minutos sin pestañear si quiera, leyendo poco a poco esta carta.
    Nunca había leido una carta para un personaje de Zorrilla, la originalidad es impecable.
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que te guste. Ojalá este texto ayudara a reivindicar, aunque fuera mínimamente, la figura de don Juan para que no desaparezca de nuestras tradiciones.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Aquí otra que no se olvida de don Juan...

    "Yo a las cabañas bajé,
    yo a los palacios subí,
    yo los claustros escalé
    y en todas partes dejé
    memoria amarga de mí."

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me alegra encontrar a más personas que recuerdan a don Juan en estas fechas. Esos versos no pueden ser más apropiados.
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. "Oh ángel de amor..." Creo que es una de las frases más repetidas desde que vio la luz de manos del señor Zorrilla.
    En literatura, a veces pasa que un personaje es tan conocido, que parece real. " Eres un Don Juan" les dicen a algunos. No sé si es bueno o malo, pero a ellos les gusta. Muchos ni siquiera saben quién fue ese personaje. En mi ciudad se representa todos los años "El Tenorio" con gran éxito de público. Se hace al aire libre y en sitios muy emblemáticos de la ciudad. Pienso que aunque hayan pasado unos " cuantos años" de su publicación, todavía tiene mucha guerra que dar y muchos actores lo representarán.
    No tengo perdón si reconozco que no lo he leído, sólo lo que obligan en la clase de lengua; porque yo he estudiado la lengua de Shakespeare y conozco más a fondo la literatura en lengua inglesa.
    Aún así, creo que Don Juan no va a caer en el olvido; y si se le ocurriera desaparecer, cuando lea tu carta seguro que da media vuelta y vuelve a donde estaba.
    Muy bueno, Seri.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tengas razón, Lady Aliena, y quede Tenorio para rato. No sé cuál es tu ciudad, pero lo que comentas es exactamente lo mismo que se hace en la mía, la ciudad de don Juan, Sevilla.
      A mí la literatura inglesa también me encanta, y aunque dirigí mis estudios a la española y la hispanoamericana, no dejo de leer obras provenientes de la tierra de Dickens.
      ¡Besos!

      Eliminar
    2. Mi ciudad es Guadalajara, la de España. Es tan poco conocida (por desgracia) que se piensan que somos mejicanos. Si alguna vez vienes por aquí, no tienes más que decírmelo y haré de guía. Besos

      Eliminar
    3. Muchas gracias, lo tendré presente. Es una provincia que quiero visitar algún día especialmente por estar en la ruta del Cid y ser la tierra del Arcipreste de Hita.
      Tenemos muchos tesoros escondidos en este país y no les damos la importancia que merecen.
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Don Juan nunca morirá, Zorrilla lo hizo tan humano... Siempre habrá quien lo rescate, si muere Don Juan, muere el teatro..

    "A quien quise provoqué,
    con quien quiso me batí,
    y nunca condoleré
    que pudo matarme a mí
    aquel a quien yo maté."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El teatro no morirá, pero Halloween ha vencido a don Juan y para parte de las nuevas generaciones sólo será un tema que estudiar en un libro de texto. La obra cada vez se representa menos y al final sólo unos pocos seguirán acordándose de ella el día de Todos los Santos. Ojalá no llegase a ser así.
      Besos.

      Eliminar
  5. Me ha encantado en serio, tienes una forma de escribir que engancha no he podido parar de leerlo *-*
    Acabo de descubrir tu blog:P

    Te sigo, espero que puedas pasarte por mi blog y seguirme^^
    http://lectoraadolescente.blogspot.com.es/

    Nos leemos,
    Besos xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Natalia! Bienvenida al blog, y muchas gracias por tu comentario. Ahora mismo me paso por el tuyo.
      Besos.

      Eliminar
  6. Redondo, te ha quedado redondo. No se puede añadir nada más. En mi familia ponemos nuestro granito de arena leyendo el Tenorio todos los años por los Santos. Y mi sobrina se llama Inés, no te digo más.Así que ese día (o esa noche) leamos todos el Tenorio para darle fuerza. Quizás creemos una honda expansiva, quién sabe. Después, propongo escribir un post en nuestros blogs sobre la experiencia. ¿Qué os parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué costumbre tan bonita tenéis en tu familia! A mí este año me gustaría hacer algo parecido en mi casa, pero no sé si van a querer.
      Yo tengo previsto escribir un post dedicado a don Juan el 1 o el 2 de noviembre, así que lo que comentas me parece genial. Lo que me gustaría es que se apuntase más gente, pero supongo que habría que organizarlo.

      Eliminar
  7. Don Juan es inmortal, bien merece esta misiva y bien merece que recordemos que el teatro es un género que nos deja personajes inolvidables, que vivirán siempre
    Preciosa entrada
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. De lo que no hay duda es de que Don Juan Tenorio es una obra especial. Ojalá siga siendo tan inmortal.
      ¡Besos!

      Eliminar
  8. Buen homenaje, me gusta leerlo también a finales de octubre-1 de noviembre, una joya. Me ha encantado la entrada. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estoy preparando una cosita, Meg. Ya iré poniendo la información.
      ¡Besotes!

      Eliminar
  9. Culpa mía no fue; delirio
    insano
    me anajenó la mente acalorada.
    Necesitaba víctimas mi mano
    que inmolar a mi fe
    desesperada,
    y al verlos en mitad de mi
    camino,
    presa les hice allí de mi locura.
    ¡No fui yo, vive Dios!, ¡fue su
    destino!
    Sabían mi destreza y mi
    ventura.
    ¡Oh! Arrebatado el corazón me
    siento
    por vértigo infernal.... mi alma
    perdida
    va cruzando el desierto de la
    vida
    cual hoja seca que arrebata el
    viento.
    Dudo..., temo..., vacilo.... en mi
    cabeza
    siento arder un volcán....
    muevo la planta
    sin voluntad, y humilla mi
    grandeza
    un no sé qué de grande que me
    espanta


    TODO LINDO :3 ME GUSTA TU BLOG.. ME QUEDO SI GUSTAS PASARTE POR EL MIO QUE BONITO. JEJE CUÍDATE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mayra. Muchas gracias por pasarte por aquí y por dejar tu comentario.
      ¡Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...