Hijos de un dios menor

16/03/2013


      Título original: Children of a lesser god                                     Género: Drama
      Año de estreno: 1986                                                                       Duración: 114' aprox.
      Productora: Paramount Pictures                                                 País: EE.UU.



¿De qué va?: James Leeds, un profesor con una dilatada carrera profesional, es contratado en un colegio para dar clases a alumnos sordos. En ese mismo lugar trabaja como limpiadora Sarah Norman, una antigua estudiante del centro. En un primer momento, a James le llama la atención la aparente conformidad de ella con su sordera y su reticencia a desarrollar habilidades lingüísticas orales. Al tratar de convencerla para que se una a sus alumnos, la atracción entre ellos va aumentando, pero existen barreras que pueden destruir su relación.

¿Qué opino yo? (Sin destripes): Con esta película di por casualidad; no la conocía y, al leer el argumento, pensé que trataría de un profesor que, por sus cualidades, debería hacerse cargo de la educación de un grupo de alumnos con características especiales (algo parecido a El club de los poetas muertos), y que de camino se enamoraría. Nada más lejos de la realidad. El parecido entre las dos películas no existe, y el hecho de que aquí el protagonista sea docente es meramente anecdótico. Podría haber sido médico, bombero o astronauta y daría igual, porque el elemento central sobre el que gira el film es una historia de amor.

        
         No me importó, porque también adoro las historias de amor si están bien llevadas, y ése es el caso en esta cinta. Los conflictos que se plantean entre los dos personajes principales no vienen por un malentendido o una metedura de pata, típicos de la comedia romántica, sino por las profundas diferencias que existen entre ellos. Ambos han llevado vidas distintas y han tenido experiencias muy distantes que les hacen difícil comprenderse de verdad, más allá de que ella sea sorda.

        Lo que viven los protagonistas es una historia que bien podría ser real. Tienen problemas que resultan auténticos, que podrían suceder a cualquier persona en cualquier lugar. De hecho, pasa cada día, que no logren ponerse en el lugar del otro, que no puedan llegar a empatizar con sus verdaderos dilemas. La intriga está en si intentarán “caminar con los zapatos del otro” para sacar su amor a flote o si dejarán pasar la oportunidad de ser felices juntos.



«Sarah, tú eres la más misteriosa y bonita de las mujeres enfadadas que he conocido nunca».


          Cualquier otro elemento que se planteara previamente, como la relación de James (William Hurt) con sus alumnos, pasa a un segundo plano. Las ocupaciones y aficiones de los protagonistas sólo están ahí para que veamos cómo les afecta a ellos como persona, no porque formen parte del arco principal de la acción. Pero la trama está construida con la intención de que no nos aburramos. Los elementos que forman parte de ella, principales o secundarios, están mezclados en un cóctel que resulta eficaz y consigue su propósito. La película mantiene al espectador pegado a la pantalla deseoso de conocer la resolución.

        
        Tanto William Hurt como Marlee Matlin están soberbios en sus respectivos roles. De hecho, ella ganó el Oscar a la mejor actriz en 1986. No niego su mérito, pero creo que él tenía más merecido el premio. Marlee, al ser sorda en la vida real, ha obtenido menos papeles de los que merece. Tiene una gran fuerza interpretativa, pero también la tiene Hurt, quien tuvo que aprender la lengua de signos para su papel. Él, además, realiza su interpretación combinando dos formas comunicativas, ya que utiliza el lenguaje de señas al mismo tiempo que explica con palabras qué está queriendo decir o qué están diciendo otros que usan el sistema de signos. Para una persona no familiarizada con ello, puede resultar una labor difícil, y él lo consigue, al mismo tiempo que logra hacer creíble a su personaje.

        Los espacios en los que transcurre la película no tienen nada de especial. Son lugares cotidianos como el interior de alguna casa o de la escuela. También vemos a los personajes en la playa, el muelle, algún restaurante… Todo ello contribuye a la sensación de realismo que comentaba antes.

       Se trata, en definitiva, de una producción sencilla, sin efectos especiales deslumbrantes ni diálogos filosóficos. Sólo es la historia de dos personas que puede terminar bien o no según sus propias decisiones.

Puntuación: 4 (sobre 5)

11 comentarios:

  1. Q¡ué buenísima pinta, Seri!

    Me ha encantado el post y además me ha ayudado a recordar esta película; una vez haciendo zapping me encontré con ella pero estaba empezada y decidí apuntármela para verla otro día, luego lo olvidé... Después de haber leído tu reseña va a la lista de pendientes sin dudar ;)

    ResponderEliminar
  2. Sí, recuerdo que la pusieron en la tele no hace mucho, aunque yo ya la había visto. Yo creo que te va a gustar; es una peli preciosa. Ya me contarás ;-)
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Seri, me encanta esta historia...la veo de vez en cuando.
    La descubrí bastante precoz, con mi tía, a quien le gustaba mucho y gracias a ella, tuve la oportunidad de descubrir unas interpretaciones magistrales, y una historia de amor en muchos sentidos, bellísisma...
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, María! La verdad es que está rodada con un gusto exquisito. Yo la descubrí el año pasado y ya la he visto un par de veces, y William Hurt me encantó con su actuación.
    Si conoces alguna otra peli parecida, no dudes en recomendármela. Un besote para ti.

    ResponderEliminar
  5. te confieso una cosa? yo amo el cine gracias a esta pelicula, ademas soy superfan de Marlee Matlin,y desde entonces no me he perdido ninguna de sus interpretaciones tanto en cine como en la tele.Han sido 26 años de disfrutar tan buen talento y 1000 veces he visto la pelicula y no me canso,cada vez la veo mas intersante,muy lindo tu blog.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. Por lo que dices, veo que tienes muy buen gusto. Yo a Marlee la conocí en esta película y creo que es muy buena actriz. Ojalá en Hollywood se le reconociera más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Seri,es verdad aunque Marlee no figura con la misma potencia de fama como una Nicole Kidman por ejemplo,vale la pena reconocer que lo que le falta de fama le sobra en talento. Yo considero a Marlee como una actriz alternativa y de culto,aunque por estos dias el numero de seguidores que tiene en twitter se incremento gracias a SWITCHED AT BIRTH,esa innovadora y hermosa serie de tv que su trama gira practicamente sobre personajes que son sordos, cuentame si la has visto. un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No he visto esa serie, la verdad es que no la conocía, pero cuando tenga un poco de tiempo, intentaré echarle un vistazo. Gracias por la recomendación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Como nota informativa: en tu tercera línea utilizas la palabra "sordomudos". El término correcto es sordos, puesto que mudos no son. El error es muy común, pero no es correcto al fin y al cabo.
    (Las partes en color verde en tu texto destrozan la vista, es incómodo leerlo).

    ¡Por cierto! Si no has tenido la oportunidad de ver aún Switched At Birth también te la recomiendo "muymucho", tanto si el tema de las personas sordas te interesa como si simplemente quieres disfrutar de la trama de los personajes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo. Tendré en cuenta tu nota, y cuando pueda, cambio el color verde en ese par de líneas; nada más lejos de mi intención que destrozarle así la vista a nadie.
      Switched at birth está reseñada en este mismo blog. Sólo hay que buscar un poco, se encuentra muy fácilmente pinchando en la pestaña "Series T.V".
      Saludos.

      Eliminar
  10. También tiene un título muy romántico y que suena a alegoría. Pero, ¿hay en la película algo que lo sugiera?
    "Dios" y "menor", grande, pero modesto. Grande, pero con una limitación. Besitos, Seri.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...